Métodos anticonceptivos: Tipos y características

 In Blog

Un estudio de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), señala que, entre todas las opciones anticonceptivas, el preservativo, con un 31,3%, se impone a la píldora, 16,2%. Pero, ¿son estos los únicos métodos anticonceptivos que existen?

Lo cierto es que no, podríamos enumerar hasta quince opciones distintas, cada cual, con sus particularidades, sus ventajas y desventajas. Como siempre, decantarse por una opción u otra implicará del previo análisis de todas las opciones que puedes manejar y, evidentemente, del contexto. Aspectos como el estilo de vida, el número de parejas e incluso la situación socioeconómica son importantes para decantarse entre el uso de un método u otro. Por ello, en este texto, hemos querido recopilar métodos anticonceptivos información y los tipos que existen para que profundices más en algo tan importante como son las opciones que puedes barajar para impedir un embarazo no deseado.

Tipos de métodos anticonceptivos

 

Es importante clasificar cada método en función de sus particularidades. La realidad es que no existe una clasificación tipo porque, en función del criterio en el que te bases, existirá un desglose u otro.

Nosotros hemos decidido decantarnos por el factor hormonal. Por ello, distinguimos los métodos hormonales, los métodos no hormonales reversibles y los métodos hormonales permanentes.

  • Métodos hormonales: se trata de una opción que emplea estrógeno y progestágeno. Obviamente, implica del uso de hormonas. Píldora o inyecciones son algunos de los métodos principales.
  • Métodos no hormonales: se trata de métodos anticonceptivos sin hormonas. Entre ellos, el preservativo, tanto masculino como femenino son los más empleados.
  • Métodos hormonales permanentes: comúnmente conocido como esterilización. Como su nombre indica, se trata de métodos anticonceptivos permanentes, es decir, su aplicación implica no poder concebir nunca más. Puede ser tanto masculina como femenina.

 

Principales métodos anticonceptivos

 

Los métodos que enumeramos a continuación son los más empleados en España.

  1. Vasectomía

Si estás buscando fiabilidad métodos anticonceptivos, sin duda la vasectomía proporciona un 100% de efectividad. Se trata de una opción válida solo para varones e implica la esterilización, por lo que conlleva no poder concebir nunca más. Es un método anticonceptivo muy usado en personas ya con hijos, una avanzada edad o con las ideas muy claras.

Consta de obstaculizar el paso de los espermatozoides. Para ello, cortan los conductos que se encargan de transportarlo. Por supuesto, requiere del paso por quirófano.

  1. Ligadura de trompas

Opción para las mujeres que busquen la esterilización, es decir, como la vasectomía, pero aplicada al sexo femenino. Un método hormonal permanente que consiste en el paso por quirófano. Se aplica anestesia general y consta de impedir el paso del óvulo al útero. Para ello, se corta y queman las trompas de Falopio.

  1. Anticonceptivos orales

Forman parte de los métodos hormonales. Son los más modernos y los más empleados por la mujer. Se consumen a través de píldoras y su efectividad ronda el 99,7% si ésta se toma cumpliendo los plazos establecidos.

Entre sus componentes, estrógenos y progestágenos son las cargas hormonales más empleadas.

  1. Preservativo

Método más empleado por los españoles. Existen tanto la versión masculina como la femenina. La más recurrida es la primera. Su adecuado uso cuenta con un 98% de efectividad. No obstante, es común caer en frecuentes errores y, por ende, ese rango decrece. Puede romperse, dañarse, retirarse inadecuadamente, que se quede dentro del conducto vaginal…

Se caracteriza por ser mucho más económico que el resto y por no requerir de hormonas. Pero, sobre todo, su principal ventaja es que impide la transmisión de enfermedades infecciosas como pueda ser el VIH, sífilis, gonorrea o herpes genital entre otras.

  1. Diafragma

Se trata de otro de los métodos anticonceptivos femeninos sin hormonas. Se trata de un cilindro de látex o también silicona, parecido a un tapón, que se encarga de impedir que los espermatozoides accedan al cuello del útero. Puede tratarse de una opción algo engorrosa debido a que solo puede ser retirado entre 6 y 8 horas después de haber mantenido las relaciones sexuales.

  1. DIU

Consiste en la introducción de un dispositivo dentro del útero. Este proceso lo debe efectuar un ginecólogo especialista. Aunque no se trata de un proceso exageradamente dificultoso, es importante que sea un profesional el que se encargue.

El DIU puede ser hormonal o de cobre, en el caso de este último, puede usarse durante unos cinco años, lo que lo convierte en una opción realmente duradera.

 

Hemos señalado los más empleados. Obviamente existen otros como la lactancia, la planificación en función de los periodos más y menos fértiles o incluso la marcha atrás… Son métodos con una tasa de efectividad menor, por lo que no los recomendamos puesto que recurrir a ellos podría implicar el efecto deseado inverso.

Clínica El Mar

 

El uso de unos u otros métodos anticonceptivos van ligados estrechamente al estilo de vida de las personas, su vida sexual, número de hijos, parejas, economía… Por ello, en Clínica El Mar estudiamos todos esos factores para proveerte del método que más se ajuste a tu situación.

A tu plena disposición nuestro equipo de profesionales. Consulta más información sobre los anticonceptivos en nuestra pestaña y no dudes en recurrir a los mejores profesionales. Métodos anticonceptivos – clic para más información