Métodos para abortar

Infórmate antes de tomar una decisión

Poner fin a un embarazo no deseado es una decisión muy importante que solo debe pertenecerte a ti. Para tomarla, debes ser muy consciente de todas tus posibilidades, conocer la legislación que existe al respeto e informarte de los métodos para abortar que están a tu alcance además de las repercusiones que pueden suponer de una decisión así.

En este sentido, uno de los principales elementos a tener en cuenta es hacerlo en un centro acreditado por la Conselleria de Sanidad para que la práctica del aborto sea totalmente segura y, por supuesto, legal. No hay nada más importante que la seguridad en este tipo de intervenciones y la calidad del servicio que se vaya a prestar. Por ello, asegúrate de que el trato siempre sea correcto, amable y evita toda incomodidad.

En este sentido, al tratarse de un procedimiento tan delicado la información debe estar siempre clara para que la toma de decisiones siempre esté basada en un buen criterio.  Por ello, este artículo pretende informar al lector sobre los distintos métodos para abortar que existen, sus procedimientos, características, ventajas e inconvenientes. Además, también incorporamos información tal como los procedimientos en función de las semanas de gestación, los límites establecidos legalmente y los peligros que existen en los distintos procedimientos llamados “caseros” que circulan por la red para la interrupción del embarazo.


¿Cuántos métodos para abortar existen?

Existen dos grandes tipos que se emplearán según el tiempo de gestación o el tipo de problemas que existan. Por un lado encontramos los procedimientos que emplean productos químicos que son utilizados por la mayoría de centros para embarazadas de hasta 7 semanas. Tienen la ventaja de asemejarse más a lo que sería un aborto natural y, por tanto, puede resultar menos traumático. A partir de esas siete semanas, las formas o métodos para abortar pasan por la intervención quirúrgica. Dado que la gestación está muy avanzada, las píldoras abortivas pierden efectividad y es necesario pasar por quirófano. No obstante, los métodos para la interrupción del embarazo en España quirúrgicos no requieren de ingreso en el hospital y tienen un riesgo mínimo.cuantos-metodos-para-abortar-existen

Métodos para abortar farmacológicos

Los métodos que implican el consumo de medicamentos para interrumpir un embarazo a través de productos químicos son también llamados métodos para abortar farmacológicos. El uso es sencillo, se ingesta una píldora abortiva que, siempre bajo prescripción médica, inducirá un aborto con un porcentaje de éxito de alrededor del 97%.

Es, quizá, el procedimiento más utilizado por la mayoría de mujeres debido a que no implica una intervención quirúrgica y esto supone asemejarse más a lo que sería un aborto natural. Se tratan de métodos para abortar de un mes o métodos de dos meses, pero no más allá puesto que pierden efectividad. Este proceso tiene la capacidad de expulsar el embrión provocando un aborto de manera natural y se puede realizar en intimidad en el mismo domicilio de la paciente.

¿Hasta cuándo puedo abortar con el método farmacológico?

Para interrumpir un embarazo empleando los métodos para abortar farmacológicos, el límite está en siete semanas para que sea un método efectivo  Es decir, después de las primeras siete semanas de gestación el uso de productos químicos para interrumpir el embarazo no será efectivo. Deberás recurrir a la cirugía.

¿Cómo funciona el método farmacológico para abortar?

Este proceso requiere de, por supuesto, un médico que prescriba la píldora abortiva. En España los productos químicos que más se emplean son la píldora EllaOne, la RU-486 o el Cytotec. No obstante, la decisión para elegir una u otra pertenece únicamente al médico que, en función de las necesidades, patologías y demás aspectos se decantará por la más adecuada.

El procedimiento a seguir es simple. Después de ingerir la medicación, la mujer puede marcharse a casa pues necesitará un periodo de adaptación de unas 48 horas aproximadamente. Después, volverá a la clínica donde le suministrarán una nueva medicina que provocará la contracción del útero y producirá un posterior sangrado que será el responsable de expulsar al embrión. Por último, la paciente deberá volver a la clínica para confirmar que, efectivamente, ha abortado y se le realizarán las pruebas pertinentes para corroborar que evidentemente no existe ningún problema.  Se trata, por tanto, de un método efectivo para abortar sin complicaciones.

¿Existen efectos secundarios en los métodos para abortar farmacológicos?

Como todo procedimiento, no todo es infalible. Este tratamiento puede desencadenar efectos secundarios así como complicaciones. Por ejemplo, puede darse el caso de que en el periodo de menstruación exista un dolor más intenso de lo habitual, o pueden existir náuseas y un mayor sangrado. También es posible que al expulsar el embrión no se evacúe completamente. No obstante, estas complicaciones no son habituales y el proceso suele marchar sin ningún tipo de problemas.

Métodos para abortar quirúrgicos

 Si el proceso de gestación es avanzado y supera  ya la quinta semana, los métodos para abortar efectivos son los quirúrgicos. Antes de la séptima semana se pueden realizar abortos a través de los productos farmacológicos, no obstante, a partir de la séptima semana solo la intervención quirúrgica será efectiva, las píldoras abortivas dejan de ser eficaces y el paso por quirófano es necesario para lograr una interrupción voluntaria del embarazo exitosa.

Como en los métodos farmacológicos, las condiciones de las características de cada paciente repercutirán en el uso de unas técnicas u otras. Los profesionales tomarán una decisión u otra en función del número de semanas de embarazo, las complicaciones de la paciente y otros aspectos a tener en cuenta con el fin de que la operación sea la más adecuada. Por tanto, se realiza un estudio personalizado antes de entrar en quirófano.

En este sentido, es muy importante que la embarazada sepa en todo momento qué tipo de intervención se le va a practicar y los riesgos que puede comportar. Por ello, en este artículo vamos a desmenuzar los principales métodos para abortar quirúrgicos que se practican en España.

Tipos de métodos para abortar a través de intervención quirúrgica 

En todos los tipos se realiza una sedación que, dependiendo de la clínica, puede ser local o total. La anestesia local tiene la ventaja de garantizar una recuperación más rápida además de reducir el riesgo que supone un procedimiento como el de la anestesia total.

El aborto quirúrgico se trata de una intervención que no suele durar más de 15 minutos y que, además, no requiere de ingreso dado que se trata de una intervención con un riesgo de tipo bajo. Si la paciente no registra problemas, después de un periodo de recuperación puede marcharse a casa. Todas las prácticas quirúrgicas que se van a enumerar se consideran métodos para abortar seguros.

Entre los procedimientos más habituales en España, destacamos: la técnica de succión, la dilatación y curetaje (DyC), la dilatación y evacuación (DyE), inyección salina, el parto parcial (DyX) y la histerectomía u operación cesárea.

Succión

Es uno de los métodos para abortar más comunes. Esta técnica se emplea en el primer trimestre de embarazo y deja de ser practicada a partir de las 12 semanas. Este procedimiento consiste en la dilatación del cuello del útero para la posterior introducción de un instrumento con forma de tubo que se encarga de succionar el embrión como si de una aspiradora se tratara.

Algunos de los efectos que puede causar esta técnica son infecciones, laceraciones o traumas renales. No obstante, se trata del procedimiento quirúrgico con un nivel de riesgo ínfimo  dado que el estado del embarazo todavía es prematuro.

Dilatación y Curetaje (DyC)

Este procedimiento se lleva a cabo cuando la técnica por succión deja de ser viable debido a las dimensiones del embrión. Su uso es común a partir de la semana número 12. Su procedimiento es algo similar a la succión dado que se procede también a dilatar el cuello del útero. No obstante, en este procedimiento se emplea una cureta que se encarga de extraer el embrión a través del cuello del útero.

Este proceso suele registrar más problemas que el anterior. Infecciones, trombosis o la pérdida de la esterilidad pueden ser algunas de las consecuencias de este proceso, además de las mencionadas anteriormente.

Dilatación y evacuación (DyE)

Otro de los métodos para abortar que existen es el de la dilatación y evacuación. Se efectúa cuando el embarazo ya está avanzado, alrededor del tercer trimestre. En esta técnica, el procedimiento a seguir implica de un fármaco que dilata la parte inferior del útero para posteriormente realizar la extracción del feto. En este procedimiento se utiliza un instrumento llamado fórceps, utensilio en forma de pinza que es utilizado comúnmente en los partos para ayudar a salir al bebé cuando existen dificultades.

Esta técnica puede registrar riesgos en función del tamaño del feto. Además, en ocasiones la extracción de la cabeza del mismo puede suponer un problema. Al tratarse de un embarazo tan avanzado es lógico que el riesgo pueda incrementar.

Inyección salina

Técnica empleada únicamente para embarazos de más de 16 semanas. En este procedimiento se extrae el líquido amniótico y se substituye una sustancia salina que ingerirá el feto y le provocará la muerte. Después, la madre se pondrá de parto prematuro dando a luz el feto ya sin vida.

Entre las complicaciones que pueden haber: problemas como la ruptura del útero, el embolismo pulmonar o coágulos intra vasculares.

Parto parcial (DyX)

Se trata de uno de los métodos para abortar que existen cuando el embarazo transcurre entre el segundo y el tercer trimestre. Un procedimiento en el que también se utilizan los fórceps para extraer el feto de manera satisfactoria. Al tratarse de un estado de embarazo tan avanzado los riesgos incrementan.

Histerectomía u operación cesárea

Este es el último de los métodos abortivos si es necesario interrumpir el embarazo de manera urgente a través de los procedimientos quirúrgicos. Solo se emplea en la última fase de embarazo, la que corresponde a los últimos tres meses. Por tanto, al tener el feto una dimensión mucho más grande que en los otros casos, no existe otra opción que practicar una cesárea para la extracción directa del feto.

Esta intervención es la más agresiva por lo avanzado que está el embarazo. Por ello, es más propensa a producir frecuentes complicaciones además de requerir de un mayor tiempo para la total recuperación.

¿Qué pasos debo seguir si decido abortar?

Tan necesario es conocer al milímetro los métodos para abortar como saber qué pasos seguir en todo momento si te ves en esa situación.

Si de verdad existe un interés real por interrumpir el embarazo de manera voluntaria, estos son los pasos que, generalmente, se deberían seguir:

  1. Lo primero que hay que hacer es visitar el médico de cabecera y notificarle tu estado y la intención de interrumpir el embarazo de manera voluntaria.
  2. Éste te desviará a una Clínica acreditada por Conselleria de Sanidad para la Interrupción del Embarazo.
  3. En esta clínica se harán cargo de la situación del paciente. El profesional revisará el historial médico ginecológico antes de decidir qué método empleará.
  4. Debe explicarte en todo momento qué métodos para abortar tomará y justificar su decisión aportando siempre toda la información.
  5. Por último, una vez conozcas todas las condiciones, la decisión debe ser tuya y solo tuya.

 

 Cuál es el límite para abortar en España

El aborto en España está legalizado y así lo dictamina la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. Esta ley continua en vigor desde que en el año 2010 se aprobara. En ésta, se permite la ejecución del aborto siempre y cuando se haga de manera voluntaria y la efectúe un médico especialista bien sea en un centro sanitario público o privado.

El límite para emplear los métodos para abortar está en las 14 semanas de embarazo. Es decir, todas las mujeres mayores de edad que pretendan interrumpir de forma voluntaria su embarazo deberán hacerlo antes de las 14 semanas. En este sentido, si existen embarazos en el que se está poniendo en riesgo la salud o incluso la vida de la embarazada, se podrá realizar un aborto hasta la semana 22 con tal de proteger a la mujer o prevenir graves anomalías que se detecten en el feto y puedan llegar a ser incompatibles con tener una vida plena.

El caso de las menores de 18 años es distinto. Ellas necesitan del consentimiento de sus padres o representantes legales para poder ejercer un aborto voluntario. Así, deberán ir siempre acompañadas de ellos a la clínica para formalizar su deseo de interrumpir su embarazo con el consentimiento firmado de sus progenitores o tutores legales.

Peligro de los métodos para abortar caseros o ilegales

Existen casos en los que se prefiere recurrir a los llamados métodos caseros para forzar el aborto. En muchas ocasiones el principal motivo es el pudor o incluso la vergüenza. En este sentido, desde Clínica el Mar queremos intentar concienciar a aquellas personas que se vean en una situación complicada en la que prefieren interrumpir de manera voluntaria el embarazo que eviten el uso de estas prácticas.

En primer lugar porque en las clínicas especializadas como la Clínica el Mar existe la máxima discreción. Los profesionales que trabajan en estos centros tienen una larga carrera que les dota de experiencia para saber tratar con las pacientes de forma delicada tal y como el contexto lo requiere.

Además, cabe destacar que el uso de métodos irregulares puede suponer un peligro real tanto para la madre como para el feto. Algunos remedios caseros como el uso de algunos tipos de plantas no garantizan al 100% el aborto puesto que no todos los organismos reaccionan de la misma forma y puede que, en vez de abortar, lo que consigan es que el bebé nazca con graves problemas y evidentes malformaciones. También pueden resultar tremendamente perjudiciales para la propia madre a la que le pueden generar daños irreparables.

En muchos países estos remedios son la única opción para interrumpir un embarazo puesto que no existen métodos para abortar legales. Sin embargo, éste no es el contexto que se vive en España, un país en el que practicar un aborto sí es legal. Acude a un centro especializado y no te pongas en peligro.

Los métodos para abortar más seguros

Con respecto a abortar la decisión sobre qué hacer y qué no depende de cada persona. Eso sí, la decisión que se tome debe ser siempre meditada y razonada. En este artículo hemos visto los procedimientos que existen, sus riesgos, la legalidad y aquellos métodos que hay que evitar.

Hay que ser siempre consciente de que el aborto implica siempre un cambio brusco en el organismo de la mujer, una decisión muy importante con una serie de posibles consecuencias. Desde Clínica El Mar recomendamos que ante esta decisión recurras a profesionales, que te asesoren y expliquen cada paso del proceso. Al final la decisión siempre debe ser tuya pero, si al optas por interrumpir tu embarazo debes rodearte de profesionales que te harán sentir segura siempre y te inspirarán mucha más confianza.

En Clínica El Mar te asesoraremos, te guiaremos en todo proceso y si tienes dudas te las resolveremos encantados. Somos una de las principales clínicas para abortar en Valencia acreditada por la Conselleria de Sanidad. Te ofreceremos soluciones si lo que necesitas es poner fin a tu embarazo. Aplicamos los métodos para abortar que mejor se adapten a tus necesidades y tu estado.

Visítanos o contacta con nosotros ye te atenderemos encantados, sin ningún tipo de compromiso. No te pongas en riesgo, ponte en manos de profesionales.

Las menores de 18 años tienen que ser autorizadas por padres o tutores legales,

Si estas buscando interrupción voluntaria del embarazo valencia, te animamos a que des el paso y pide mas información sin ningún compromiso, a través de nuestro formulario de contacto.

Llámanos al número 

96 377 97 11

[Total:0    Promedio:0/5]
No hay comentarios

Recent Posts